| Inicio| Sala de Prensa| Mapa web| Intranet| Contacto| Català| English

Mejora de la salud e higiene

Es evidente la estrecha relación que existe entre salud y calidad de vida. No obstante, con frecuencia no se es consciente de la relación, también muy directa, entre la construcción y el mantenimiento y mejora de la salud e higiene. 

Para garantizar la salud y la higiene de una población es indispensable controlar las aguas, que históricamente han sido foco de enfermedades y epidemias y, por tanto, la causa de una elevada mortalidad y una baja esperanza de vida. En este sentido, la implantación de infraestructuras y procesos de control (depuración, tratamiento, etc.) de las aguas realizadas con hormigón han hecho posible los impresionantes avances del último siglo en la contención y el control de enfermedades y toxinas y, por consiguiente, en la mejora de la calidad y la esperanza de vida.
A continuación se enumeran algunas de las áreas de actuación:

  • Abastecimiento de agua potable: pozos, canales, conducciones, plantas desalinizadoras, plantas depuradoras, plantas de bombeo, depósitos.
  • Recogida y tratamiento de aguas residuales: conducciones, alcantarillado, túneles, plantas de bombeo, plantas de tratamiento.
  • Recogida, tratamiento y eliminación de residuos sólidos: infraestructuras de transporte, contenedores, plantas de tratamiento, plantas de clasificación y reciclaje, plantas incineradoras, vertederos.
  • Construcción de instalaciones sanitarias: clínicas, hospitales, centros de investigación.
 
Las infraestructuras de control de agua han hecho posibles grandes avances en la contención de enfermedades

 

 

 

Versión imprimible