Las Juntas Directivas Ciment Català y Oficemen y el presidente de la patronal Foment del Treball, Josep Sánchez Llibre, han coincidido en reclamar de los poderes públicos el cumplimiento y ejecución de las inversiones destinadas a la construcción de infraestructuras como una de las principales fórmulas para consolidar la recuperación económica del país. Sánchez Llibre participó el pasado 19 de octubre en las reuniones de las patronales española y catalana de la industria del cemento, presididas respectivamente por José Manuel Cascajero y Salvador Fernández Capo, durante las que se abordó la situación del sector y su contribución a la recuperación económica después de la pandemia.

Tanto Sánchez Llibre como los representantes sectoriales mostraron su preocupación por el aumento de precios de las materias primas, y especialmente de los productos energéticos, por los efectos que tienen en la competitividad de las empresas. El presidente de Foment explicó que la entidad que dirige ha enviado propuestas al Ejecutivo español para poder acompasar la subida de precios de la electricidad, mediante la reducción de los impuestos que le afectan.

También destacó el bajo nivel de ejecución de la inversión pública en general, y especialmente de la que va destinada a las infraestructuras, “que resulta del todo necesaria para el impulso de la actividad y para consolidar la recuperación económica. Hay que darle un mayor impulso al sector de la construcción, en especial a la edificación, excesivamente castigado en términos presupuestarios en los últimos años, por la reducción a la mitad del ínfimo conjunto de ayudas públicas a la política de vivienda, que ya se tenían antes en términos comparativos con otros países europeos”.

Sánchez Llibre recordó que los fondos Next Generation deben aprovecharse para desarrollar infraestructura verde y tecnológica, en beneficio de la economía circular y la digitalización, ámbito en el que el cemento y sus aplicaciones son esenciales. También insistió en que desde Foment “trabajaremos en la búsqueda de una fiscalidad competitiva, a través de la publicación, en los próximos meses, de un informe sobre una propuesta de reforma fiscal, elaborado por expertos en la materia”.

Para conmemorar esta reunión celebrada en la sede de Foment, los presidentes de Ciment Català y Oficemen obsequiaron Sánchez Llibre con un ejemplar de la traducción catalana, única existente en este idioma, del libro De Architectura, de Marcus Vitruvius Pollio (Vitruvio), el tratado sobre arquitectura más antiguo que se conserva (siglo I aC).