La Agrupación de Fabricantes de Cemento de Cataluña (Ciment Català), junto con más de 300 otras entidades, se ha adherido al Manifiesto Basta, centrémonos en la recuperación promovido por el mundo económico, cultural y social de Cataluña para condenar los actos de vandalismo de las últimas semanas y en defensa de soluciones inminentes que ayuden al progreso ya la reanudación de la actividad económica. Este Manifiesto exige responsabilidad al Gobierno de la Generalitat y al Ayuntamiento de Barcelona y ofrece apoyo total a los cuerpos de seguridad.

Tras varias semanas de graves actos de violencia y saqueos en Barcelona y en otros lugares del país, los empresarios catalanes han reclamado soluciones a los poderes públicos, a través de un acto celebrado el 4 de marzo en la Estación del Norte de Barcelona. El acto ha sido liderado por los presidentes de las patronalesFoment del Treball, Josep Sánchez Llibre, y Pimec, Antonio Cañete y en su transcurso se afirmó que “los actos vandálicos de estos días y las imágenes que se han ofrecido al mundo comprometen el futuro de Barcelona y de Cataluña. No sólo afectan con graves e importantísimos daños a la propiedad pública y privada, sino que son el peor reclamo para las inversiones extranjeras”.

El documento firmado y al que se ha adherido Ciment Catalàrecuerda “el compromiso de recuperar una Barcelona y Cataluña cívicas, dialogantes, cultos, tolerantes y motores económicos y de cohesión social. Y, también, de continuar trabajando para mejorar la calidad de vida, el atractivo, la competitividad y la proyección internacional de Cataluña y de su capital económica y cultural”.

También, en un sentido más práctico, urge “a formar el nuevo Govern sin dilaciones: un gobierno estable, cohesionado y activo que tenga como objetivo principal la recuperación económica de la crisis provocada por la pandemia”. En esta línea, se exige “un Govern que defienda la economía productiva, el empleo y el estado del bienestar; que sitúe la recuperación económica y la cohesión social como su objetivo principal”.