La Agrupación de Fabricantes de Cemento de Cataluña (Ciment Català) y el Departamento de Territorio y Sostenibilidad han prorrogado la vigencia del Acuerdo Voluntario para promover la eficiencia en el uso de recursos y la transición hacia una economía circular del sector hasta julio de 2024. Con la prórroga de este Acuerdo se hacen visibles los compromisos de sostenibilidad del sector que propiciarán una mayor circularización de la economía e incluso superar, en algunos casos, las medidas establecidas en el Plan de Acción de la Comisión UE para la economía circular y en la hoja de ruta de la economía circular en Cataluña que se está elaborando. El acuerdo también permitirá mejorar la información pública relativa al impacto ambiental de las empresas adheridas.

El Acuerdo Voluntario, firmado el 6 de julio de 2017, comprometía todas las empresas con fábrica integral de producción de cemento en Cataluña, agrupadas en Ciment Català, a un marco de colaboración con el Departamento de Territorio y Sostenibilidad para alcanzar un alto grado de protección del medio ambiente, compatibilizándolo con el crecimiento económico. Entre los acuerdos específicos del Convenio ahora prorrogado cabe destacar el compromiso de llegar a un 60% de sustitución de combustibles fósiles por combustibles alternativos basados ​​total o parcialmente en biomasa, con el correspondiente efecto de reducción de las emisiones de gases de efecto invernadero. Esta medida contribuirá también a las políticas y estrategias establecidas para incrementar la valorización de residuos.

Las 4 empresas asociadas a Ciment Català representan un 19% del total de cemento producido en España y generan un millar de puestos de trabajo. Estas empresas impulsarán medidas para favorecer la transición del sector hacia una economía circular; colaborarán en la mejora de la información pública relativa al impacto de sus fábricas; contribuirán en la realización de estudios técnicos y económicos sobre la interrelación entre la industria cementera y el medio ambiente; y cooperarán con la Administración en la aplicación de programas y políticas para la mejora de la calidad del aire.