Las estimaciones del Barómetro del Cemento de Oficemen correspondientes al pasado mes de octubre confirman la situación de estancamiento del sector en Cataluña. En el conjunto de los últimos 12 meses, el mercado doméstico ha absorbido 1,85 millones de toneladas de cemento, que representan un crecimiento del 3,3% sobre el periodo anterior. En el acumulado de 2018 (de enero a octubre), el estancamiento es aún más acusado, ya que la variación es del 0%.

Peor resultan aún los datos relativos a la producción y las exportaciones. En cuanto a la fabricación, el año móvil muestra un descenso del 6,2%, con poco más de 2,8 millones de toneladas producidas en Cataluña. El mercado exterior, por su parte, sufre una caída del 19% en relación al ejercicio anterior, y en el último año sólo se han logrado exportar 2,1 millones de toneladas entre cemento y clínker (el producto previo al cemento) .

El presidente de Ciment Català, Salvador Fernández Capo, considera que las magnitudes de la actividad del sector muestran “una progresiva tendencia a la baja. En 2017, la demanda de cemento en Cataluña creció más de un 16%. Este año es previsible que el crecimiento sea cercano a cero”. La parálisis en la construcción y el mantenimiento de infraestructuras públicas aparece como la principal causa de la situación del sector.

Además, la competitividad de las fábricas catalanas se ve amenazada en los últimos meses por los costes energéticos, especialmente los derivados de la subasta de electricidad. “Nuestra industria debe asumir la interrumpibilidad de la energía eléctrica con una compensación económica tan pequeña y con unas condiciones y restricciones tan grandes que nuestros costos no paran de crecer, lo que encarece la producción y nos restando competitividad para exportar” concluye el presidente de Ciment Català. Los datos estadísticos recogidos a lo largo de 2018 demuestran que la situación de las fábricas catalanas ha empeorado en comparación con las del resto del Estado, tanto en consumo del mercado doméstico, como en lo que se refiere a producción y exportaciones.