Hablando del desarrollo del mercado alemán del cemento, Christian Knell, presidente de VDZ, dice: “Raramente ha sido tan difícil hacer un pronóstico como es este año”. Desde marzo de 2020, la pandemia del coronavirus ha generado una gran incertidumbre entre la mayoría de las personas y empresas de este país. Hasta ahora los fabricantes de cemento no han tenido ningún motivo de queja, sobre todo porque las condiciones meteorológicas favorables ayudaron al mercado del cemento a empezar con buen pie el 2020. “A pesar del bloqueo que entró en vigor en marzo, la demanda de cemento se mantuvo con la continuación de los trabajos en obras, también gracias a la rápida acción del gobierno “, afirma Christian Knell, recordando la situación.

Para este año, VDZ prevé que el consumo de cemento se mantenga constante en torno al nivel del año pasado (aproximadamente 28,7 millones de toneladas). Tanto el excelente inicio de año como un número más elevado de días de entrega han contribuido a ello. Por el contrario, es probable que la pandemia del coronavirus disminuya la demanda de trabajos de construcción y cemento a partir del último trimestre de 2020. Esto ya empieza a mostrarse en las estadísticas oficiales en forma de niveles más bajos de pedidos entrantes y de licencias de construcción concedidas, dice Kell.

VDZ tampoco tiene dudas sobre cómo se podría desarrollar la demanda de trabajos de construcción el año 2021. “Esperamos una actividad más prudente en comparación con el 2020”, así es como ve la situación el presidente de VDZ. Es probable que muchas empresas y autoridades locales pospongan o incluso cancelen los proyectos de nueva construcción previstos debido a la penosa situación presupuestaria. También se espera una menor demanda de construcción de viviendas privadas, sobre todo por la incertidumbre del mercado laboral.

En cambio, los compromisos de estímulo hechos por el gobierno alemán proporcionarán, sin duda, un impulso positivo en forma de proyectos de infraestructuras federales o la construcción de viviendas plurifamiliares, por ejemplo. Por todo ello, VDZ prevé, por tanto, una caída del 3 al 5 por ciento de la demanda de cemento en 2021 respecto al 2020. Christian Knell, sin embargo, se mantiene en un estado de ánimo positivo: “Basado en el nivel global de los últimos años, esto todavía nos deja en una buena posición”.

VDZ es una asociación de 16 fabricantes alemanes de cemento con un total de 46 plantas de cemento. La industria en su conjunto genera una facturación anual de unos 3.000 millones de euros y emplea a unas 8.100 personas en Alemania. A escala europea, Alemania es el mercado de cemento más grande, con aproximadamente 28,7 millones de toneladas de cemento utilizadas en 2019.