La patronal de la industria del cemento en Cataluña se ha adherido este otoño al Programa de Acuerdos Voluntarios para la reducción de emisiones de GEI (gases de efecto invernadero) que promueve la Oficina Catalana del Cambio Climático. Este Programa ofrece herramientas, apoyo y reconocimiento a aquellas organizaciones que tienen instalaciones y/o operaciones en Cataluña y que de manera voluntaria quieren involucrarse en la reducción de sus emisiones de GEI, que son los responsables del calentamiento del planeta.

Mediante el correspondiente convenio, Ciment Català se ha comprometido a efectuar un seguimiento de sus emisiones de GEI, y establecer anualmente medidas para reducirlas. En este caso concreto, sobre las oficinas administrativas ubicadas en Barcelona y también sobre la movilidad y desplazamientos relacionados con el desarrollo de la actividad de la Agrupación.

Se ha realizado ya el primer inventario de todas las emisiones, correspondiente al año 2019. La suma de emisiones de CO2 a durante este ejercicio ha sido de 4,98 toneladas, de las cuales 2,23 son debidas al escape de gases fluorados (por mantenimiento del sistema de climatización), 1,16 corresponden al consumo de energía eléctrica y 1,58 representan la suma de transporte (1,57), agua (0,006) y residuos (0,004). Entre las medidas para mejorar estos resultados, Ciment Català se ha comprometido a cambiar los fluorescentes por LEDs, y a introducir y usar papeleras de reciclaje de los productos habitualmente consumidos en sus instalaciones.