La industria catalana del cemento, representada por la Agrupación de Fabricantes de Cemento de Cataluña (Ciment Català), ha acordado dar su pleno apoyo a la candidatura encabezada por Josep Sánchez Llibre a la presidencia de la patronal Foment del Treball Nacional, en las elecciones que esta entidad debe celebrar el próximo 5 de noviembre. El acuerdo fue tomado en la reunión del Consejo Directivo del pasado 4 de octubre, presidida por Salvador Fernández Capo. El máximo órgano de gobierno del sector cementero considera que Sánchez Llibre es, en estos momentos, una persona “plenamente idónea para encabezar una patronal independiente, eficiente y moderna que desarrolle una tarea integradora e influyente ante todas las instancias políticas, económicas y sociales de Cataluña, España y Europa”.

Las empresas asociadas a Ciment Català estiman que resulta esencial “el mantenimiento y ampliación de la base de socios de Foment a todos los sectores de la actividad”, tradicionales y emergentes. También creen que es necesario que tengan una representación y defensa integrada, respetando las peculiaridades de cada uno de estos sectores.

En este contexto, un objetivo básico de Foment debe ser disponer de una fortaleza y una influencia suficientes para representar el conjunto de actividades empresariales catalanas ante cualquier instancia y, en particular, de la CEOE, donde ha de conseguir un peso adecuado que le permita promover medidas de potenciación y modernización del tejido empresarial catalán y español.